Buscar este blog (... y en mis blogs favoritos)

Cargando...

jueves, 22 de enero de 2015

Angel Food Cake de chocolate




Si hay un bizcocho que siempre es un éxito, lo lleve donde lo lleve, es el Angel Food Cake de chocolate. En muchas ocasiones me piden la receta, pero en cuanto digo que se necesita un molde especial ahí se queda todo. Sin embargo, esta vez lo llevé a mi oficina y mis compañeras Consuelo, Pilar y Merche están dispuestas a aprender y hacerlo para sus niños, los que por suerte, pudieron probar un trocito. Me faltó Carolina que estaba enferma y no pudo probarlo, así que me tocará llevarlo otra vez.

Desde que elaboré esta versión con chocolate no he vuelto a hacer la otra, a mis hijas les encanta, sobre todo a la pequeña, que me pregunta a menudo cuando le voy a hacer ese bizcochito muy blandito y esponjoso.

INGREDIENTES




  • 9 claras de huevo, yo he usado el envase de claras pasteurizadas de 300gr que venden en Mercadona
  • 70 gr. de harina tamizada
  • 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar tamizado
  • 200 gr de azúcar extrafina (*) o azúcar glass.
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

(*) Para obtener este azúcar he usado la Thermomix, he puesto el azúcar 5 seg a velocidad 5 y otros 5 seg más a velocidad 7.


ELABORACIÓN


Antes de empezar de tamiza la harina con el cacao y se mezcla bien.

En un bol bien seco se baten las claras con  la sal, primero se pone la batidora a la velocidad más baja y después de un minuto se va subiendo de velocidad, en mi batidora hasta 3, hasta que al sacar la varilla se forman picos blandos, estos picos deben caerse (unos 6 minutos).

Se añade el azúcar poco a poco, sin dejar de batir,  hasta que obtienen picos que se mantengan firmes, en este punto la masa debe tener un aspecto brillante. A continuación incorporamos el extracto y batimos un minuto más. En alguna ocasión no he obtenido picos firmes, pero no importa, sigue estando delicioso.

Después con la espátula se incorpora la harina previamente mezclada con el cacao, en dos veces,  con movimientos envolventes, cuando se está bien distribuida la harina se introduce la masa en el molde, no hace falta engrasar previamente el molde.



Introducimos en el horno a 170º entre unos 35 ó 40 minutos, sin abrir el horno, pinchamos el bizcocho con un cuchillo que nos debe salir limpio.

Cuando lo saquemos del horno debemos poner el molde boca abajo durante una hora, no mas. Cuando vayamos a desmoldar es muy importante pasar el cuchillo por las paredes del molde restregándolo, sin hacer los movimientos típicos de cortar, estos movimientos estropean el bizcocho.


Finalmente dejar sobre una rejilla hasta que se enfríe bien, cortar con un cuchillo de sierra.


martes, 15 de abril de 2014

Pasteles de arroz de Bilbao


A veces hacemos paradas de forma consciente y premeditada, otras llegan sin pensarlas empujadas por las circunstancias. Esto último ha sido lo que me ha pasado a mí. Empecé por no tener casi tiempo libre, después hice algunas recetas nuevas que, o bien no  me gustaron mucho o bien  las fotos no me quedaron muy allá y tengo que volver a repetirlas. Pero todo esto no significa que me haya olvidado de mi blog y de todos los que en algún momento me leéis. Así que tras este paréntesis, vuelvo  a meter las manos en la masa con recetas fáciles y buenas.

La receta de hoy es de Biscayenne, una chica de Bilbao con un blog muy original lleno de recetas sencillas y tradicionales. Aunque se llaman pasteles de arroz no llevan arroz, he leído que el nombre viene porque antiguamente se usaba harina de arroz en su elaboración. Cuando los hagáis comprobareis que con unos ingredientes que todo el mundo tiene en su cocina y con una elaboración muy sencilla podemos tener un dulce delicioso, en mi casa casi sin llegar a enfriarse del todo desaparecieron.


INGREDIENTES

75 gr de mantequilla en pomada
500 ml de leche
125 gr de harina
125 gr de azúcar
3 huevos
1 lámina de hojaldre, en mi caso fresco, pero también vale el congelado.



ELABORACIÓN

En moldes individuales de aluminio de usar y tirar ponemos el hojaldre de tal manera que por los laterales suba unos tres centímetros. Otra opción, que es la que yo usé, es untar con mantequilla y harina el molde metálico para magdalenas y colocar el hojaldre. Reservamos.




 A continuación batimos la mantequilla blanda con el azúcar hasta conseguir una especie de crema. Después se añaden los huevos uno a uno, hasta que no esté bien integrado no se añade el siguiente. Después la harina poco a poco. Finalmente la leche en dos o tres veces.



Se vierte esta mezcla sobre el hojaldre y se hornea a 180º durante unos treinta y cinco minutos con el horno arriba y abajo y ventilador.  Unos diez minutos después de sacarlos del horno, se desmoldan.



Nosotros nos los hemos comido templados, pero reservamos cuatro para probarlos  fríos y están igual de buenos. Espero que os gusten.